Tipos de cuidado para piscina

Cómo calcular el volumen de tu piscina
27/01/2018
Regulación en las condiciones higiénico-sanitarias en piscinas públicas
28/11/2018
Show all

Tipos de cuidado para piscina

Tipos de cuidado para piscina

Ahora te exponemos los diversos tipos de cuidado para el agua de piscina que hay, de acuerdo con la funcionalidad que desarrollen:

1. Regulación de PH

La regulación del pH es un aspecto fundamental en la piscina. El pH es una medida del nivel de acidez, en una escala que va del 0 al 14. Los valores abajo del 7 indican acidez y los que van por arriba del 8 alcalinidad. Para que la piscina tenga el PH acertado hay que sostener entre 7 y 7,8.

Para considerar el índice de pH usamos un conjunto de exámen de agua. Si el resultado que nos ofrece no es acertado, debemos usar un minorador o un incrementador de pH, siguiendo las normas que marque el producto.

Ver Reguladores de PH >

2. Cloración

La cloración radica en agregar al agua un complejo químico de cloro que trabaja como oxidante de los elementos orgánicos de la piscina. Hay diferentes formulaciones que tienen dentro este cloro para piscinas:

– hipoclorito sódico
– hipoclorito cálcico: menos belicoso para la piel e de todas formas eficaz
– tricloro: (Ácido tricloroisocianúrico) soporta mejor la luz del sol y no altera el pH.

El cloro se puede proveer en tratamientos de choque, que dejan libre una cantidad enorme de cloro comunmente al inicio de la temporada, y tratamientos de acción continuada, que hacen una liberación progresiva de cloro en formato pastillas o granulado siguiendo las normas que señale el desarrollador. El cloro se pone en el skimmer y en la situacion de piscinas desmontables, en una boya flotante, para que no entre en contacto con el plástico.

A lo largo de el desarrollo de cloración, el nivel del PH debe estar entre el 7 y el 7,8. Fuera de estos valores, la cloración pierde efectividad y puede ser combativa para la piel y las mucosas.

Hay tratamientos químicos alternativos al cloro que aunque son más caros no requieren tanto control de dosificación y no generan irritación ni olores. Aquí puedes observar más información acerca de los tratamientos alternativos al cloro >

3. Antialgas

La existencia de algas exhibe una debilidad del sistema de desinfección. Lo detectamos al principio por el tono del agua (lo más recurrente es que se vuelva un poco verdosa). Además de una aceptable limpieza física que elimine las algas de las superficies de fondo y paredes, va a ser primordial un régimen de choque con un producto antialgas y un lavado del filtro.

Cuando las algas han aparecido en una piscina va a ser primordial sostener de manera continuada un algicida para evadir su multiplicación. Hay para eso tratamientos de cloro que ya los llevan combinados.

4. Floculantes

Cuando el agua se regresa turbia, de un tono blanquecino, nos encontramos frente un inconveniente de exceso de materia en suspensión o, en piscinas de agua muy dura, de un contenido elevado en cal. Cuando hayamos descartado un inconveniente de filtrado o un exceso de cal, el cuidado del agua radica en dar floculante. Este trabaja como un espesador de las materias en suspensión, ocasionando su hundimiento para que sea absorbido por la boquilla de fondo o cuando se realice limpieza de paredes y fondos.

5. Antical

Llamamos aguas duras a aquellas que tienen una concentración alta de partículas disueltas en suspensión (más de 1.000 ppm -partes por millón-). Se miden con un analizador concreto para esta funcionalidad. Las aguas duras dificultan los procesos de desinfección y regulación del PH y afectan al buen desempeño de los equipos de depuración. Para combatirlas usamos productos antical.

6. Fungicidas

El ámbito de la piscina está sometido a humedad y calor, por lo cual no es raro que aparezcan hongos sobre ciertas superficies. La utilización de zapato es siempre considerable, pero no sobra la utilización de un fungicida que evite la multiplicación de estos organismos indeseados que tienen la posibilidad de ser además invasivos en nuestra piel.

7. Productos de invernaje y limpieza

Los productos de invernaje se agregan al agua de la piscina a lo largo de el invierno y alargan su historia, evadiendo que poseas que cambiarla o reponerla. El instante idóneo para hacer una limpieza de las superficies que quedan descubiertas es al vacía la piscina o en el momento que está baja de nivel. Para eso te sugerimos usar un desincrustante y un abrillantador, para los elementos metálicos. La limpieza de la línea de flotación se puede hacer con asistencia de un desengrasante.

Deja un comentario